Es necesario decirlo desde la primera frase de este texto: la séptima línea de Metrobús sobre Avenida Paseo de la Reforma no es un buen proyecto para el beneficio público. Esto no implica que se tenga que detener su implementación; por el contrario, al pasar por una de las avenidas más emblemáticas de la Ciudad y del país, tendría que ser enmendadas sus fallas y errores para ser un proyecto con los más altos estándares de planeación y operación. De tal forma que sea un poderoso ejemplo de cómo un buen transporte público masivo puede traer amplios beneficios sociales. Sin embargo, como hoy está pensando implementarse no será así, a pesar de lo que argumenta a su favor el gobierno de Mancera y otros que también lo apoyan. Leer más

Leer completo