ch

Una de las premisas sobre las cuales supuestamente se han orientado los instrumentos de planeación del Gobierno del Distrito Federal (GDF) ha sido la participación de la ciudadanía en la toma de decisiones.1 Todos los programas y planes que deriven del Programa General de Desarrollo del Distrito Federal (PGDDF), 2013-2018, suponen la participación directa tanto de la ciudadanía como de expertos en cada una de las temáticas que afectan la vida cotidiana de la ciudad.

Para que pueda garantizarse el derecho de las y los habitantes del Distrito Federal (DF) para participar directamente en asuntos de interés público, es necesario que las autoridades provean la información necesaria de manera oportuna, accesible y completa, en cumplimiento a sus deberes relativos al derecho de acceso a la información pública. Con ello, se asegura la transparencia y la buena gestión pública del gobierno y de las restantes autoridades estatales, se evitan abusos de los funcionarios públicos, se promueve la rendición de cuentas y se previene la corrupción y el autoritarismo.2

La planeación urbana que se pretende generar a través de las Zonas de Desarrollo Económico y Social (ZODES) no es la excepción a dichas obligaciones. Sin embargo, hasta el momento no se han generado las condiciones mínimas para asegurar que las y los habitantes del DF puedan intervenir directamente en tales políticas públicas, que pudieran afectar el ejercicio de otros derechos, como el derecho a un medio ambiente sano. El ejemplo más claro es la ZODE Corredor Cultural – Creativo Chapultepec.

POLIGONO DE ZODE CORREDOR CULTURAL-CREATIVO CHAPULTEPEC

corredor-chapultepec-1

Fuente: Elaborado con base en la Declaratoria de Necesidad para el Otorgamiento de una Concesión para el Uso, Aprovechamiento y Explotación de un Bien de Dominio Público con superficie total de hasta 116,000 m2 en y bajo el polígono que comprende parte de la Avenida de Chapultepec y la Vía Pública Circundante a la Glorieta de los Insurgentes. Publicada el 19 de mayo de 2014 en la Gaceta Oficial del Distrito Federal.

El pasado mes de mayo el GDF dio a conocer este proyecto que va desde la Avenida Chapultepec hasta los alrededores de la Glorieta de los Insurgentes, junto con varias calles aledañas, en en un polígono de 116,000 m2. De acuerdo al diagnóstico inicial, esta zona sufre de un estancamiento por la falta de conectividad entre las colonias Juárez y Roma Norte generada por la Avenida Chapultepec. Por lo cual se plantea la creación de una “calle completa, así como “pacificación del tránsito” en calles aledañas;3 lo cual se financiaría mediante la concesión de dicho polígono a la iniciativa privada.

La justificación de esta ZODE, y del resto, se argumenta en la urgencia de que el desarrollo urbano transite hacia una “ciudad compacta, policéntrica, dinámica y equitativa”. Además,  que determinadas zonas accesibles, con infraestructura, con alta conectividad al transporte público y con potencial de desarrollo económico, como lo es la zona aledaña a la Glorieta de los Insurgentes, se regeneren y redensifiquen de forma integral y sustentable.

En el lugar se podrían lograr los mencionados objetivos, pues en él existe una diversidad de actividades y que lo han caracterizado como un espacio urbano, turístico y de entretenimiento desde mediados del siglo pasado. Pero hay una trampa de por medio, una que da prioridad a los automóviles y que hace que el proyecto deje de ser sustentable y equitativo. Para poder generar una “calle completa” es necesario construir estacionamientos subterráneos en las calles aledañas hasta en 36,700 m2. Infraestructura que sólo fomenta el uso del automóvil particular, situación nada sustentable y que pone en entredicho el derecho a un medio ambiente sano.

DENSIDAD DE ESTACIONAMIENTOS PÚBLICOS EN EL DF

corredor-chapultepec-2

Fuente: Acuerdo por el que se Aprueba el Programa Integral de Movilidad 2013-2018. Gaceta Oficial del Distrito Federal, 15 de octubre de 2014.

Pero no solo esto, sino que ya se tomó el primer paso para iniciar el procedimiento de otorgamiento de una concesión de acuerdo a la Ley del Régimen Patrimonial y del Servicio Público del Distrito Federal (LRPSPDF). Es decir, el Jefe de Gobierno emitió la Declaratoria de Necesidad.4] El siguiente paso a ésta es la publicación de la convocatoria de licitación pública en la Gaceta Oficial del Distrito Federal y en dos de los periódicos de mayor circulación del Distrito Federal, de acuerdo al artículo 77 de la LRPSPDF. Han pasado siete meses sin que sepamos cuáles serán las bases para la licitación pública, los requisitos que se deben cumplir, las fechas, horarios, lugares de las presentaciones de propuestas, etc. Mucho menos el plan conceptual de desarrollo para dicha ZODE y el espacio concesionado en Avenida Chapultepec y calles aledañas.

En la Declaratoria también se nombró a la Oficialía Mayor, a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, y a la Secretaría de Finanzas como Dependencias Auxiliares, que tienen la obligación de otorgar, regular, supervisar y vigilar el cumplimiento de los términos de la concesión.[5] No obstante, ninguna de ellas ha hecho público en qué etapa del procedimiento de otorgamiento de concesión se encuentran, la evaluación técnica-financiera, el análisis costo-beneficio realizado por un tercero independiente calificado en la materias y los demás estudios pertinentes.

La única obligación genérica en relación a la transparencia en el otorgamiento y ejecución de una concesión se encuentra en el artículo 14 fracción XVIII de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Distrito Federal (LTAIPDF), que se refiere a su objeto, nombre o razón social del titular, vigencia y bienes, servicios y/o recursos públicos que se aprovechan.

De las dependencias nombradas como Dependencias Auxiliares en la Declaratoria de Necesidad, la Oficialía Mayor y la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda cuentan con tablas que contienen información sobre las concesiones otorgadas, aunque éstas no se encuentran actualizadas ni van más allá de los datos mínimos exigidos por la LTAIPDF.[6] Por su parte, el sitio de internet de la Secretaría de Finanzas ni siquiera cuenta con un apartado específico para cumplir con su deber derivado de la LTAIPDF.

Ahora bien, una vez otorgada la concesión, el concesionario tiene la obligación expresa de proporcionar a la autoridad concedente todos los informes, datos y documentos que se requieren para conocer y evaluar la explotación del bien objeto de la concesión o la prestación del servicio público correspondiente (Artículo 92 fracción III), mas no existe disposición legal que obligue a las Dependencias Auxiliares a poner tal información a disposición de la ciudadanía. Por lo tanto, las personas que quieran conocer sobre el procedimiento para el otorgamiento de la concesión y su ejecución tendrían que solicitar a tales dependencias la información respectiva, con todo lo que ello implica, es decir, que la información no se obtenga de forma oportuna y/o completa, que sea negada por tener el carácter de reservada o confidencial, que se tenga que interponer un recurso de revisión, entre otras barreras para conocer qué sucede.

Finalmente, de la Declaratoria también se desprende que la concesión que se otorgará será para el uso, aprovechamiento, explotación o administración de bienes del dominio público del DF relacionados con proyectos de coinversión. Por ello, se destinarán recursos públicos para su ejecución, a través de Calidad de Vida, Progreso y Desarrollo para la Ciudad de México, S.A. de C.V., empresa de participación estatal mayoritaria. Tal empresa también ha sido omisa en dar a conocer la forma en que participará en el proyecto y cuantos recursos públicos serán destinados a éste (sea en suelo o monetarios). Tan sólo en su página de internet se muestra la Declaratoria.

Surgen varios cuestionamientos: ¿Es realmente necesaria tal infraestructura que estimula el uso del automóvil? ¿En qué estudios se basaron para determinar cuántos metros cuadrados de estacionamiento subterráneo pueden construirse? ¿Por qué construir más estacionamientos en una zona con abundante oferta y ya congestionada? ¿Cuáles serán los impactos ambientales con la construcción y operación de tal infraestructura? ¿Las personas que pudieran ser afectadas conocieron el proyecto antes de la emisión de la Declaratoria? ¿Generará gentrificación? En caso de lo hayan conocido, ¿tuvieron la posibilidad de opinar sobre éste? ¿Por qué concesionar una calle tan emblemática? ¿Ya se inició con el procedimiento para el otorgamiento de la concesión? ¿Qué personas y/o empresas han presentado propuestas para obtener la concesión? ¿En qué términos será otorgada? ¿Cuál será la inversión del GDF? Por qué se requiere estacionamiento y otros servicios para la operación y mantenimiento de una calle completa? ¿Esto significa que será mantenida por privados? ¿Por qué no sólo rediseñar Avenida Chapultepec con dinero público en lugar de concesionarla? Con tantas interrogantes, resulta claro que el proceso previo a la Declaratoria, de la planeación del proyecto, de concesión y financiamiento del proyecto está siendo opaco y con nula participación de la ciudadanía, lo que no sólo pone en entredicho las obligaciones del GDF, también el mismo lema de esta administración: decidiendo juntos.

 

Ximena Ramos Pedrueza Ceballos es abogada ambientalista y de derechos humanos.


1 Acuerdo Quinto del Programa General de Desarrollo del Distrito Federal 2013-2014. Publicado el 11 de septiembre de 2013 en la Gaceta Oficial del Distrito Federal.

2 CIDH. Relatoría para la Libertad de Expresión. Informe Anual 2009. 30 de Diciembre de 2009. OEA/Ser.L/V/II. Doc. 51 páginas 306 y 321.

3 Una vialidad que garantice una circulación cómoda, eficiente, accesible y segura a las personas que transitan en la vía pública, que priorice a los peatones, ciclistas y usuarios del transporte público, y que incluya mantenimiento y señalización adecuados. Programa General de Desarrollo del Distrito Federal 2013-2014. Eje 4. Habitabilidad y Servicios, Espacio Público e Infraestructura. Área de Oportunidad 1. Patrón de Ocupación Territorial. Objetivos 1 y 2.

4 Gaceta Oficial del Distrito Federal. Declaratoria de Necesidad para el Otorgamiento de una Concesión para el Uso, Aprovechamiento y Explotación de un Bien de Dominio Público con superficie total de hasta 116,000 m2 en y bajo el polígono que comprende parte de la Avenida de Chapultepec y la Vía Pública Circundante a la Glorieta de los Insurgentes. Publicada el 19 de mayo de 2014 en la Gaceta Oficial del Distrito Federal.

5 Artículos 76, 86, 94 y 95 de la LRPSPDF.

6 Disponible aquí.