mayo 31, 2016

El Zócalo como espectáculo

“El espectáculo se muestra a la vez como la sociedad misma,

como una parte de la sociedad y como instrumento de unificación.

En tanto que parte de la sociedad, es expresamente el sector

que concentra todas las miradas y toda la conciencia.”

Guy Debord

La plaza del Zócalo es un punto de referencia a nivel local y nacional, no por nada es conocida entre los capitalinos y visitantes como el corazón de la ciudad de México. En su papel de espacio público central, el Zócalo integra diversos usos manteniendo una fuerte carga simbólica e identitaria para los habitantes y visitantes del país. Desde la entrada del primer gobierno electo de la ciudad, en el año de 1997, han aumentado los eventos artísticos, culturales y de entretenimiento en la plaza.1 Su actual constitución física, una plancha al desnudo, ocupada en su parte central por el asta bandera, posibilitó la concentración masiva del público que asiste a conciertos, exposiciones, festivales temáticos, actividades de temporada o performances artísticos organizados por instituciones de gobierno, empresas privadas y organizaciones civiles.

Leer más

Leer completo

Al entrar en la estación de metro de Charing Cross, a un costado de Trafalgar Square, en el centro de Londres, un sonido extraño va creciendo. Voces que gritan, ríen, discuten y, de vez en cuando, piden una moneda. Son decenas de personas que duermen en la calle y se resguardan en la estación mientras les es posible.

Leer más

Leer completo

m

El caso de OHL debería de alarmarnos en especial a todos los habitantes de la Ciudad de México y su zona metropolitana. No es que el asunto de la corrupción no sea de interés nacional por todos los funcionarios implicados, pero las obras de OHL están directamente ligadas a la ciudad y su futuro al involucrar otro tipo de corrupción, una de la vida misma de la urbe.

Leer más

Leer completo

junio 2, 2015

La miopía de Masaryk

La avenida Presidente Masaryk está llena de errores; para empezar su nombre. El padre, fundador y primer presidente de la república de Checoslovaquia, de quien heredó el nombre esta avenida, adoptó el apellido de su esposa estadounidense para honrarla y para contrarrestar la tradición machista de su cultura que obligaba a las mujeres a adoptar el apellido de su esposo.[1] Así, mientras Charlotte Garrigue se convertía en Charlotte Masaryková por convención social, Tomáš Masaryk se convertía en Tomáš Garrigue por convicción personal. Por lo que “la gran vía cosmopolita” del Distrito Federal debería llamarse Avenida Presidente Garrigue y no Masaryk.

Leer más

Leer completo

enero 13, 2015

Delirio de recuperación (de los espacios públicos)


Hace un año asistí a una de las “Sesiones de Azotea” que organiza el Laboratorio para la Ciudad. En esa sesión proyectaron un documental: The Social Life of Small Urban Spaces (La vida social de los pequeños espacios urbanos) de William H. Whyte. Debo confesar que lo que llamó mi atención para asistir esa noche no fue el documental sino el lugar donde lo proyectarían: la azotea, ese espacio que es uno y mil a la vez.

Leer más

Leer completo