En principio, desde una perspectiva de dos dimensiones como la de un planisferio convencional, todo punto es accesible desde cualquier otro; que haya un espacio público que conecta los espacios privados es, en parte, lo que constituye a una ciudad. Y sin embargo, cuanto más difícil es el trayecto, la conexión entre esos espacios deja de estar abierta y comienzan a aparecer lindes que resultan invisibles para los viajeros con suerte.

Leer completo

marzo 12, 2019

Fronteras urbanas: las ciudades del desencuentro

No deja de resultar paradójico el hecho de que los más inmensos aglomerados humanos que han existido nunca: las ciudades modernas, conjuguen al mismo tiempo una proximidad abigarrada e inusitada de sujetos, prácticas y objetos, mientras que crean y recrean aislamientos abismales.

Leer completo

marzo 5, 2019

Parques y trabajadoras del hogar: una relación contenciosa

Una trabajadora del hogar disfrutando de un parque no sólo es una mujer en un espacio público con las ya mencionadas limitaciones, sino que también es  una “muchacha”, un término peyorativo muy utilizado para referirse a ellas que denota infantilización y, como tal, habrá a quienes les resulte extraño que el sujeto de su desprecio conviva en un espacio público. 

Leer completo

Apenas en 2018 vimos la entrada de los patinetes eléctricos5 al mercado de la movilidad en el que se han convertido las calles de la Ciudad de México. Actualmente, en los polígonos urbanos que concentran una amplia oferta de empleo y servicios, la empresa mexicana Grin y las estadounidenses Lime y Bird —además de otro par con menor presencia—, han desplegado patinetes eléctricos de uso compartido y sin anclajes.

Leer completo

febrero 19, 2019

El turismo de la ciudad perdida

En algunos sitios se habla del surgimiento del “anti-turisimo”, esto es, la explotación turística de aspectos, zonas, sitios y actividades de la ciudad que se encuentran, supuesta o realmente, fuera de las rutas convencionales. La experiencia anti-turística se nutre del deseo de no ser un turista, no ir a los mismos lugares a donde van los demás, no tomar la misma fotografía que todos tomarán, no caer en el terrible restaurante caro y malo lleno de —otros— turistas.

Leer completo